En estos días, hablaba del comadreo por la cerca o muro de los patios que realizaban nuestras abuelas. Ciro Bianchi me recordó una crónica de Enrique Núñez Rodríguez, que habla precisamente sobre el tema y los dulces caseros, tópico muy recurrente que he tocado en varios trabajos, por el desconocimiento de las nuevas generaciones sobre nuestra repostería y los dulces criollos, ya sean en almíbar o secos, ¡tan deliciosos!

Si ya sé, que se dificulta en estos momentos el azúcar, pero en otros tiempos, que la hemos tenido, tampoco se hicieron, se olvidaron. Nuestras abuelas “no están” y los más jóvenes se apartan cada vez más de los fogones. En verdad, se tiene que tener mucho amor a la cocina para dedicarle el tiempo que lleva hacer cualquier plato y más en los momentos en que estamos, que no es cosa de obviar, está latente, pero es cuando más se necesita emplear toda la imaginación y dedicación a ese menester y poder ofrecer algo agradable a nuestra familia. Y se puede.

Casualmente también estamos en estos días recordando los 101 años que cumpliría el autor de “El postre de domingo”, que se publicó precisamente el 30 de mayo de 1999, en Juventud Rebelde, hace ya 25 años. Me alegra mucho que ese buen hacer, con ánimo de socializar y fraternizar con los vecinos, sea recogido en una crónica y llegue a la literatura.

Los que conocieron a Enrique recordarán sus guiones para radio y televisión. Era un costumbrita nato, con una forma de narrar muy peculiar y amena.

 

Machuquillo

Plátanos verdes.

Ingredientes (Varios servicios):

Tres plátanos verde, ½  taza de recortería de cerdo, 4 dientes de ajo, aceite, pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Lave, pele y pique los plátanos para hacer tostones o chatinos. Lave la recortería y fríala, reserve la manteca.

Ponga una caldera con aceite y prepare y haga los tostones, cuando estén, sáquelos, escúrralas y muélalos.

Ponga la cacerola con la manteca que reservó, agréguele los ajos y sofríalos, si lo desea los saca o de lo contario agregue el plátano molido, las empellitas, pimienta y sal, que quede bien punteado y mézclelo todo bien y dele vueltas constantemente para que no se pegue en el caldero.

Carimañola

Carimañola.

Ingredientes (Varios servicios):

Relleno:

Una cebolla, 1 ají, 4 dientes de ajo, ½ taza de picadillo, 1 hoja de culantro, ¼ cucharadita de comino, ¼ cucharadita de curry, 2 cucharaditas de puré de tomate, aceite, pimienta y sal a gusto.

Concha:

Dos tazas de puré de yuca, ½  taza de harina de pan, 1 huevo, 1 taza de pan rallado, pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Limpie y pique la cebolla finamente. Limpie, lave y corte el ají en tiras finas. Limpie y macere los ajos. Lave y pique fino el culantro.

Ponga una cacerola a la candela con el aceite, la cebolla, el ají, el ajo la sal y déjelo sofreír revolviendo de vez en cuando, hasta que estén suaves. Agregue el picadillo, el culantro, el comino, el curry, la pimienta, y por último agregue el puré de tomate, sofríalo todo y agréguele un poquito de agua y déjelo al fuego durante 5 minutos más, hasta que el líquido se reduzca y quede seco y bien condimentado. Baje el sartén de la candela y deje refrescar la composición. Manténgala en frío hasta que la vaya a utilizarla.

Ponga el puré de yuca en una fuente, si es necesario pude agregar un poco del agua donde cocinó la yuca, sazónela con sal y pimienta a gusto. Póngala en el refrigerador entre 5 y  6 horas.

Pasado el tiempo ponga en platos diferentes, la harina de pan, y el huevo batido y si es necesario le puede agregar un poquito de agua y el pan rallado.

Tome porciones de la masa de la yuca, y haga bolas con ella. Haga un hueco en el centro de cada bola, rellénelo con el picadillo y cierre el hueco. Gire la bola entre las manos hasta que tenga una forma ovalada y alargada.

Ponga una cacerola a la candela con aceite suficiente para freír, cuando esté caliente. Pase las bolas primero por la harina de pan, después por los huevos y al final por el pan rallado. Fríalas hasta que estén doradas.

Malarrabia

Boniato.

Ingredientes (4 servicios):

Dos boniatos medianos, 1 taza de azúcar prieta, 2 tiras de corteza de limón, 1 rajita de canela.

Preparación:

Pele, lave y pique los boniatos en dados.

Ponga una cacerola a la candela con los boniatos, las cáscaras de limón, cúbralos de agua y déjelo cocinar hasta que se comience ablandar el boniato, agréguele el azúcar a gusto y  la canela, déjelos cocinar revolviendo constantemente hasta que el boniato esté el almíbar tenga el punto deseado.

Nota: Se puede hacer sustituyendo el limón por hojas tiernas de naranja agría, también se hace sustituyendo el azúcar por melado de caña.