Traducido del más allá por Max Lesnik.

El voto cubano de Miami


Un amigo y lector de El Duende residente en La Habana me pregunta vía Internet, cual es nuestra opinión sobre el voto de los cubanos de Miami ahora sé que se han restablecido las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos.

Sin duda que la pregunta es interesante porque según una buena parte de los expertos electorales, La Florida es un Estado de mucha importancia política, puesto que sus 29 votos en el llamado “ColegioElectoral» pueden decidir la presidencia del país. Hay que recordar que en las elecciones en que George W. Bush tuvo de contrincante al Demócrata Al Gore, siendo Gobernador del Estado Jeb Bush, la presidencia le fue regalada a aquel, gracias a la suspensión del conteo de votos dictada por la gobernación Republicana, llevando a un W. Bush a la Casa Blanca gracias a la ayuda de otro Bush, el mismo “Bushito” que aspira ahora a la presidencia de Estados Unidos.

De aquel fraude electoral del año 2,000 a los tiempos que corren, el panorama político de Estados Unidos ha cambiado bastante. Especialmente en lo que se refiere al voto cubano del sur de La Florida, donde los recalcitrantes de la extrema derecha cubana de Miami, encabezados políticamente por los Congresistas Carlos Curbelo, Mario Díaz Balart e Ileana Ros , cada día que pasa, pierden seguidores entre los cubanos, puesto que la inmensa mayoría de ellos están a favor de los cambios de la política norteamericana hacia Cuba, dictada recientemente por el Presidente Demócrata Barack Obama.

Lo que va en juego, de ser electo un Presidente Republicano, especialmente si este fuera Jeb Bush o los cubanoamericanos Ted Cruz o Marco Rubio, sería el retorno a la política de “Guerra fría” con Cuba, lo que implicaría rompimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, suspensión de los vuelos y remesas familiares a la isla y la consecuente nueva división de la familia cubana.

Esta agresiva política anti-cubana preconizada por los Republicanos, que tiene el apoyo de la extrema derecha de Miami y de los llamados “Disidentes” de la isla, no tiene por supuesto ningún respaldo del pueblo cubano ni tampoco de la inmensa mayoría de los cubanos que viven al otro lado del estrecho floridano.

Es mi opinión que los votantes de origen cubano del sur de La Florida, votarán en contra de los Republicanos por razones que pudiéramos
catalogar de muy cubanas. No es que les entusiasme una Hillary Clinton o cualquier otro que sea el candidato a la presidencia por el Partido Demócrata. Es que si uno de estos Republicanos que hablan de romper relaciones con Cuba llega a la presidencia de Estados Unidos, de nuevo volveremos atrás, como si un pasado de fracasos pueda ser distinto en el futuro.

El voto cubano de Miami será esta vez abrumadoramente para los Demócratas. Es que en ello se juega el futuro de las relaciones entre Washington y La Habana. Razones norteamericanas y muy cubanas a la vez, para votar en contra de los Republicanos. Digo yo.
Y hasta mañana martes amigos El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.