Traducido del más allá por Max Lesnik.

 Explotó una  Cloaca

La cosa  se veía venir y la  noticia está en la  calle. Precisamente ayer lunes, cuando escribíamos nuestro comentario duenderil sobre  el  bajo  rating  de los  Canales Cloacas  de la  televisión de Miami y los cambios  de programación  que por esa  razón   se están produciendo  en  el  horario estelar  de las 8 de la noche, un  Jurado judicial  del sur de La Florida dictaba un fallo condenatorio contra el  empresario  Omar Romay  de  nacionalidad  argentina, quien según  la  sentencia dictada,  está  obligado  a pagar  a sus socios  en el Canal Cloaca América TV,  en calidad  de indemnización  la respetable suma  de  59 millones  de dólares.

Los beneficiarios  del  fallo  judicial  contra el argentino Romay  son inversionistas  españoles  y  mejicanos a quienes este pìllo   suelas  los  había convencido de que  invirtieran  dinero en su  empresa de televisión  de Miami,  en la seguridad  de que  ganarían  millones  de dólares  lanzando al aire  una  programación  de propaganda sucia contra  Cuba  y  Venezuela, argumentando  el  tal  Romay  que  la  teleaudiencia  de origen cubano y  venezolano era tan   absurdamente  ingenua, por no decir  estúpida, que el dinero  invertido  en dicho Canal Cloaca  se  multiplicaría con creces, como el  milagro bíblico de  los  panes  y  los peces

En parte el pícaro argentino Romay tuvo  razón en cuanto  a  ganar  mucho  dinero,  convirtiendo  el  Canal  41  de la televisión  local  de Miami   en una verdadera sentina  de propaganda sucia contra  Cuba  y  Venezuela.

Lo que no era cierto  es que  el  dinero  ganado  se  repartiera equitativamente   como era lo  acordado y debido, entre todos  los  socios  de  la  empresa  América TV,  sino que  todo se lo  embolsilló  el argentino,  dándole  la  mala, como se dice en cubano, a sus socios  españoles  y  mejicanos.

En fin de  cuentas,  otra  estafa más, y   de las  grandes,  que sucede  en  el  Miami  revuelto  y  brutal  en que vivimos. Así fue  como  explotó el escándalo de  intrigas  y  marañas que hizo  crisis  ayer lunes  en una Corte judicial  de  La Florida. Eso no quiere  decir  que  el Canal  Cloaca  América TV  desaparezca  del  aire porque  mientras  hay  clínicas  de  salud  de leones, panteras  y  otras  fieras, tendremos  Canales  Cloacas  en Miami. Como hubiera dicho el  gran  cómico Trespatines: ¡Que cosa más  grande  chico!

Y hasta mañana miércoles amigos  de El Duende  que  con mi gallo me voy cantando a mi tumba cría. Bambarambay.

maxresdefaultCloaca anticubana