Labores de recuperación en La Coloma, Pinar del Río Foto: José Manuel Correa

Redacción Nacional

Tras una evaluación general del impacto del huracán Ian en el occidente de Cuba, el Consejo de Defensa Nacional acordó entregar un suplemento alimenticio en las cuatro provincias golpeadas por el fenómeno meteorológico y en el municipio especial Isla de la Juventud.

Se tuvieron en cuenta, como basamento de esta decisión, las afectaciones de la agricultura y el déficit energético.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, informó en una emisión reciente del programa Mesa Redonda que los módulos se empezarán a repartir desde este 6 de octubre, lo que en total beneficiará a más de 3 553 000 consumidores. La Habana comenzará a recibirlos a mediados de mes.

Este apoyo a las familias incluye tres libras de arroz adicionales, carne de conserva en composición de núcleo y papa de la cosecha del 2022, con dos libras en la capital y en Artemisa (a criterio del Consejo de Defensa Provincial) y cuya distribución ya se realizó en Batabanó.

Asimismo, se mejora el per cápita de aseo en los territorios afectados por el huracán y hay un nivel de inventario de granos para Pinar del Río, La Habana y Artemisa. Se incorpora el jabón de lavar que solo era para mayores de 65 años, una unidad de jabón de tocador por cliente y se agrega la distribución de detergente líquido para Pinar del Río.

Igualmente, dijo, se incrementará la entrega de granos en Pinar del Río y La Habana, lo que también beneficiará indistintamente a partes afectadas de Artemisa y el Surgidero de Batabanó.

La ministra señaló, además, que se prosigue la entrega de colchones para las personas que lo han solicitado. «No ha llegado a todos, porque aún se están levantando las afectaciones, pero hay un nivel de respaldo para los casos que lo necesiten».

Resaltó que el PMA ha entregado carpas, lonas, luminarias, almacenes móviles para la protección de alimentos, kits de cocinas que se entregaron a los Consejos de Defensas; y el Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas facilitó 478 kits de higiene, los que fueron entregados en el Surgidero de Batabanó y personas en vulnerabilidad, comentó.

También se recibieron 12 000 envases para agua, entre otros productos.

Sobre la entrega de materiales de la construcción, Díaz Velázquez explicó que las propias instalaciones estuvieron bajo el azote del huracán; y que en Pinar del Río la primera tarea ha sido habilitar las oficinas de trámites para poder atender a toda la población.

A la vez, crecieron los puntos para el despacho de materiales de la construcción. Aseguró que ya hay insumos en todos los municipios de esa provincia, la más golpeada por el fenómeno meteorológico.