COMENTARIOS DESDE MIAMI
EL VIAJE A LA HABANA
Bueno, fui a La Habana por cinco días y regresé hace dos días a Miami. No iba desde marzo y tengo que decir que vi una Habana más animada, más viva, con bastante tráfico y llena de nuevos restaurantes y timbiriches privados. ¿Los precios? Por las nubes.
Asistí a la Conferencia La Nación y la Emigración, y a una recepción que se llevó a cabo en el Palacio de la Revolución. En el Palacio de Convenciones no dije ni una palabra en público, aunque sí muchas en los pasillos, en el Palacio de la Revolución conversé respetuosamente con los más altos dirigentes del gobierno, incluyendo, al Presidente, Primer Ministro, Ministro de Relaciones Exteriores y el Ministro de Economía con el cual comenté mis inquietudes, mis dudas y mis críticas; fue extendida mi conversación con él. Me lució una persona muy inteligente y con los pies en la tierra.
Conversé por largo rato con Elián González, ese joven que tanto defendí en Miami cuando la morralla miamera lo tenía secuestrado en esta ciudad. Conversé con Gerardo, Tony y Ramón que participaban en aquella recepción.
En fin, me siento muy satisfecho con aquellas conversaciones palatinas, que me ayudaron un poco más y desde arriba a entender la realidad cubana.