«Impacto y asombro» por la operación en Siria: Rusia sí puede llevar adelante una guerra

El mundo ha quedado impactado por la destreza con la que los aviones rusos lanzan bombas y misiles de alta precisión contra los extremistas sirios. El portal ‘The National Interest’ trató de entender las causas de este asombro.

Desde el comienzo de la operación aérea rusa en Siria, los medios internacionales se han centrado en las avanzadas armas de Rusia, como los misiles de crucero o bombas guiadas por láser o satélite.

«Algunos se han preguntado sobre cuántas bombas inteligentes ha utilizado Rusia y puede utilizar aún. Pero el tono general es de impacto y asombro por las capacidades rusas», escribe el medio estadounidense dedicado a asuntos internacionales.

El portal señala que Rusia es un antiguo superpoder que tiene un historial y habilidades enormes para diseñar armas avanzadas. Por ejemplo, el tanque ruso T-34 desmoralizó al Ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Los misiles antitanque y antiaéreos soviéticos sorprendieron a las fuerzas israelíes en 1973 y a las fuerzas estadounidenses en Vietnam.

Hoy en día los tanques rusos están dotados de sistemas avanzados de protección activa contra misiles antitanque.

Los críticos además se preguntan si los cazas rusos Su-30 se impondrían a los mejores aviones estadounidenses, sostiene ‘The National Interest’.

«Rusia no es un país del tercer mundo de poca monta al borde del colapso o con un ejército de pacotilla, sino que se trata de la tercera nación del planeta en gastos militares», subraya el medio.

«¿Con los desembolses en sus Fuerzas Armadas valuados en miles de millones, no deberían ser las expectativas sobre el valor militar de Rusia un poco más altas?», agregó.

‘The National interest’ recuerda que «Rusia es un gran poder militar y debe ser tratado como tal».

La tríada nuclear de las Fuerzas Armadas rusas demuestra su alto nivel de preparación

Ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigú

Los ejercicios militares en los que la tríada nuclear rusa realizó lanzamientos de misiles balísticos y de crucero han demostrado el alto nivel de preparación de las fuerzas nucleares estratégicas y los sistemas de armas de alta precisión de largo alcance, ha declarado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú.

«En general, los resultados del entrenamiento han mostrado un alto nivel de combatividad de las fuerzas armadas estratégicas y los sistemas de armas de alta precisión de largo alcance», ha declarado el ministro de Defensa ruso,Serguéi Shoigú, en referencia a los recientes ejercicios militares de las Fuerzas Armadas rusas, informa TASS.

Asimismo, el ministro ha informado de que en los ejercicios han participado las fuerzas del distrito militar sur, las flotas del Norte y del Pacífico, la Flotilla del Caspio, las Tropas de Misiles de Designación Estratégica de la Federación Rusa (RVSN, según la sigla en ruso) y la Aviación de largo alcance.

En el marco del ejercicio, las RVSN lanzaron un misil balístico intercontinental Tópol desde el cosmódromo Plesetsk, mientras que los bombarderos estratégicos Tu-160 atacaron objetivos en los polígonos Pemboi y Kura con misiles de crucero. Además, los submarinos Briansk y Podolsk lanzaron misiles balísticos desde los mares de Bárents y de Ojotsk. «Todos los objetivos fijados fueron alcanzados con la precisión determinada», ha subrayado Shoigú.

Etiquetas:<a «=»» rel=»tag» href=»https://actualidad.rt.com/tag/rusia»>Rusia

Te puede interesar

Video: un científico ruso detalla su controvertido invento para salvar a los pasajeros de un avión

Publicado: 3 nov 2015 12:59 GMT | Última actualización: 3 nov 2015 13:14 GMT
407460

En el año 2000 el científico ruso Gamid Halídov propuso una idea que, según afirma, podría salvar centenas de vidas durante una catástrofe aérea. Se trata de encajar cápsulas de polímero en el fuselaje que, en caso de accidente, encerrarían y propulsarían a los pasajeros. Sin embargo, sus colegas mostraron serias dudas sobre su viabilidad.

En 2000, Gamid Halídov inventó y patentó un sistema de rescate de pasajeros de un avión en caso de accidente. Se trata de unos módulos para cada persona, que se integran en el fuselaje y se desprenden en caso de necesidad. Si sucede un accidente, esas capsulas se hermetizan y catapultan a los viajeros fuera del aparato, para después ayudarles a descender lentamente mediante el uso de un paracaídas especial.

Halídov aseguró en una entrevista a RusNovosti que las capsulas se fabricarían a partir de materiales polímeros, que son «modernos y resistentes, no combustibles y no se hunden». Asimismo, este científico asegura que el peso adicional del avión rondaría entre una y dos toneladas, con lo cual no aumentarían en exceso el consumo de combustible de la aeronave.

Sin embargo, la idea de Halídov —que es conocido por algunas afirmaciones controvertidas en el campo de la Física— ha sido seriamente criticada por sus colegas, por lo que ninguna aerolínea aún la ha puesto en práctica. Así, el constructor y doctor en Ciencias Militares, Ígor Tabachuk, indicó a LifeNews que añadir dos toneladas a cada avión es demasiada carga adicional y que cuantos más sistemas incorpore una aeronave, mayor es la probabilidad de que se produzca un fallo. «Muchos especialistas están trabajando en mejorar los sistemas de rescate y creo que, de momento, hemos llegado hasta el límite de lo posible», concluyó Tabachuk.

Bombarderos rusos ‘profundizan’ su éxito en Siria: llega la hora de las bombas antibúnker

Publicado: 3 nov 2015 10:59 GMT | Última actualización: 3 nov 2015 11:16 GMT
2.5K63828

Bombarderos tácticos rusos Su-24 han lanzado dos bombas antibúnker contra posiciones del Estado Islámico en Siria.

Dos potentes bombas antibúnker Betab-500, de media tonelada de peso, fueron lanzadas este martes contra posiciones de los terroristas en Siria, informó el portavoz de la Fuerza Aeroespacial rusa, coronel Igor Klímov, citado por RIA Novosti.

«Aviones de combate rusos emplearon hoy dos bombas aéreas destructoras de hormigón de 500 kilogramos de peso cada una contra objetivos del Estado Islámico», afirmó Klimov y añadió que ese tipo de municiones se emplea para destruir objetivos muy  fortificados y a gran profundidad.

Asimismo, se indicó que las bombas fueron lanzadas por bombarderos tácticos Su-24.

¿Ha comenzado la próxima crisis económica mundial?

Publicado: 2 nov 2015 21:23 GMT
2.1K31891

El colapso financiero global predicho para el 1 de octubre no se ha hecho realidad. Sin embargo, muchos indicadores financieros muestran una tendencia negativa y algunos expertos estiman que la gran crisis ya ha comenzado.

Como primera evidencia, tenemos una deuda insostenible. Desde 2007, la deuda mundial ha aumentado en 57 billones de dólares, un 5,3 % anual, muy por encima del crecimiento del PIB. Las deudas se han duplicado en los denominados mercados emergentes, mientras que en los países desarrollados han subido alrededor de un tercio.

«Desde la crisis global de 2008 hemos expandido el crédito más rápido de lo que crece la economía. Sólo podemos hacer esto de manera racional si creemos que en el futuro seremos mucho más ricos que hoy en día», explicó el analista económico Paul Mason en un artículo para ‘The Guardian’.

Este verano, el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) señaló que algunas de las economías más importantes han experimentado un aumento drástico del ratio deuda/PIB, muy por encima de lo que era habitual históricamente.

Por ejemplo, en China, el resto de Asia y Brasil los préstamos del sector privado se han disparado tan rápido que han encendido los indicadores de riesgo del BIS. En dos de cada tres casos similares, a esas advertencias les sigue una gran crisis bancaria al cabo de tres años.

La causa subyacente de este exceso de deuda es el dinero gratuito o barato por valor de 12 billones de dólares emitido por los bancos centrales desde 2009, además de las tasas cercanas al 0 % de interés.

Otro indicador es el precio de las materias primas. El costo del crudo se desplomó a mediados de 2014 desde 110 hasta 49 dólares por barril, mientras que el precio del cobre, que se vendía a 4,5 dolares por libra en 2011, cayó a la mitad en septiembre pasado.

Al mismo tiempo, la inflación en los siete países más industrializados del mundo (el G7) se encuentra ligeramente por encima de cero, mientras que la deflación acecha a los países del sur de la zona euro.

Finalmente, el comercio global ha disminuido de manera tangible desde diciembre de 2014, según el índice del gobierno holandés, cuyo valor del comercio mundial de productos primarios era de 150 hace un año, mientras que ahora es de 114.

En resumen, los economistas del BIS estiman que «los niveles de deuda mundiales son demasiado altos, el crecimiento de la productividad es demasiado débil y los riesgos financieros son demasiado peligrosos».

 5637a8f6c46188de168b45bc