El presidente de EEUU, Joe Biden, habla sobre la violencia armada durante un discurso en horario estelar desde la Casa Blanca en Washington, EEUU

El presidente de EEUU abogó por aumentar la edad mínima para poder comprar un arma de asalto y por reforzar los controles de antecedentes, entre otras medidas. En lo que va de 2022, el país ha sufrido 233 tiroteos masivos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, envió este jueves un mensaje al Congreso pidiendo que trabaje en legislación para endurecer el control de armas en el país.

“¿Cuántas muertes debemos sufrir hasta decir basta? dijo Biden en un mensaje a la nación desde la Casa Blanca. «Tenemos que prohibir las armas de asalto y los cargadores de alto impacto”, apuntó el mandatario.

Biden abogó en su discurso por aumentar la edad mínima para poder comprar un arma de asalto, de 18 a 21 años, y reforzar los controles de antecedentes, entre otras medidas. Según él todas «Son medidas razonables».

El debate sobre el control de armas se avivó luego de que 19 niños y dos maestras fueron asesinados a tiros, el pasado 24 de mayo, por un adolescente armado que irrumpió en una escuela primaria armado con un rifle de asalto.

El personal de emergencia trabaja en la escena de un tiroteo en la Clínica Warren en Tulsa, Oklahoma, el 1 de junio de 2022.

TAMBIÉN LEA

Un médico, el objetivo del agresor de Tulsa

Además, tanto el miércoles como el mismo jueves se han registrado sendos tiroteos -uno en Tulsa y el otro en Wisconsin – que se han cobrado la vida de cerca de 9 personas en diferentes puntos del país.

En su discurso, el mandatario estadounidense pidió la aprobación de «leyes de bandera roja» que permitan notificar y comunicar entre distintas agencias aquellos casos que puedan ser considerados peligrosos.

También pidió la derogación del inmunidad que protege a los fabricantes de armas de ser demandados por la violencia perpetrada por personas que portan sus productos.

Biden criticó la negativa de la mayoría de los legisladores republicanos de endurecer las regulaciones sobre el control de armas en el país.
«Es hora de que el Senado haga algo», exigió, para luego agregar: “No podemos volver a fallarle al pueblo estadounidense”.

El agente David Valdez abraza al juez de paz de Uvalde, Eulalio Díaz, mientras Díaz cuenta que tuvo que identificar los cuerpos en Uvalde, Texas, el 25 de mayo de 2022.

TAMBIÉN LEA

Juez que identificó los cuerpos dice que lo que vio lo perseguirá para siempre

La bancada republicana en el Senado ha bloqueado varios paquetes legislativos destinados a endurecer el control de las armas en el pasado; el último, hace una semana, una propuesta legislativa sobre terrorismo interno que incluía algunas medidas de control de armas, a la que se opuso la oposición republicana en bloque.

El fracaso de la propuesta, que obtuvo una votación por debajo de los 60 votos necesarios para hacer avanzar el proyecto, suscitó nuevas dudas sobre un posible acuerdo para reformar las medidas de seguridad relacionadas con las armas.

Republicanos rechazan que las armas sean el problema

Después del tiroteo en la escuela Primaria Robb, en Texas, el 24 de mayo, el gobernador republicano Greg Abbott ha rebatido el argumento de que una regulación de armas más estricta en su estado podría haber evitado la tragedia.

Abbott ha señalado que no es un problema de armas sino más bien de atención a la salud mental. “Nosotros como estado, nosotros como sociedad, necesitamos hacer un mejor trabajo con la salud mental. Cualquiera que le dispare a otra persona tiene un problema de salud mental, punto”, ha asegurado.

Mientras que en Tennessee, el legislador estatal republicano Jeremy Faison escribió en su cuenta de Twitter que el estado debe apostar agentes de seguridad en “todas nuestras escuelas”, porque “el mal existe y debemos proteger a los inocentes”.

Los asistentes a la convención hacen fila para comprar productos de la marca NRA en la Tienda NRA, ubicada en el pasillo adyacente a la sala de exposiciones en la Reunión Anual de la NRA celebrada el 26 de mayo de 2022 en Houston.

TAMBIÉN LEA

Tras masacre en escuela de Texas, NRA dice no a nuevas leyes de armas

Desde la masacre de Uvalde, ha habido más de una veintena de tiroteos con varias víctimas fatales en Estados Unidos, según la organización Gun Violence Archive, que además ha publicado en su sitio web que más de 18.000 personas han muerto a causa de la violencia armada en Estados Unidos en 2022.

Canadá, Australia y el Reino Unido aprobaron leyes de armas más estrictas después de tiroteos masivos en sus países, prohibiendo las armas de asalto y aumentando las verificaciones de antecedentes. Estados Unidos ha experimentado dos décadas de masacres en escuelas, tiendas y lugares de trabajo y culto sin avanzar una legislación similar.

En Washington, un puñado de senadores estadounidenses, los demócratas Chris Murphy y Kyrsten Sinema, y los republicanos John Cornyn y Thom Tillis, iniciaron esta semana conversaciones virtuales para determinar si es posible llegar a un acuerdo sobre algunas medidas para frenar un nivel de violencia con armas de fuego y asesinatos en masa como no ocurren en otro lugar en el mundo.