AMAR A LA PATRIA
Desde que era muy niño aprendí a amar a mi Patria y a mi pueblo. Sentía una pasión inigualable por los patricios cubanos. Mis maestras y maestros en aquel colegio público de mi pueblo me enseñaron que Carlos Manuel de Céspedes era el Padre de la Patria, que Ignacio Agramonte era elBayardo, que Antonio Maceo era el Titán de Bronce, que Máximo Gómez era el Generalísimo y que José Martí era el Apóstol de la Independencia. Respetar y querer a aquellos hombres que lo sacrificaron todo por la independencia de Cuba era una clase constante en mi escuela primaria.
Aquellas enseñanzas de aquellos sacrificados maestros y maestras fueron para mí la base fundamental de mi amor por Cuba y por su pueblo. Siempre me he sentido orgulloso de ser cubano, de haber nacido en aquella tierra llena de hombres muy valiosos e inteligentes. La inteligencia humana tuvo en la tierra cubana un espacio fecundo para germinar en grandes proporciones. Creo que somos tan inteligentes, que lo podemos ser tanto para amar como para odiar. Tenemos tanta inteligencia para argumentar el odio, como la tenemos para argumentar el amor.
El problema es que odiar a la patria, al país y al pueblo que en Cuba reside es desnaturalizar a quien lo haga ya que no querer a su Patria, es casi como no querer a su madre. El bienestar del pueblo cubano debe de ser la bandera a seguir en estos momentos difíciles para todos los que merecen llamarse CUBANOS…
LA MALA FE CONTRA BUENA FE
He esperado para escribir un comentario sobre lo que le está pasando en Madrid al grupo cubano de música Buena Fe. Quería saber cuál era el camino que iba a tomar la gira de esos artistas de la isla.
Los vi personalmente cantar en el Hotel Copacabana allá por los noventa o a principo del siglo XXI. Me lucieron fantásticos. Nunca más los he visto en vivo. Sé de su trabajo musical y me parece que merecen la admiración del público. Se expresan con amor ante su audiencia y aun más, con amor a su Patria, por lo que creo que son admirables y merecedores de todo el respeto.
Como artistas y como cubanos que aman a su Patria son mucho más, son cubanos dignos.
Para el Grupo Buena Fe, para Israel Rojas y su carismático compañero, vaya desde la Capital del Odio, Miami, un abrazo solidario y cordial de un cubano que conoce, y ha padecido por años, ese odio desde su nacimiento. VIVA CUBA LIBRE Y SOBERANA…