Carlos Lazo expresó su preocupación respecto a la complicidad de algunas autoridades de la alcaldía de Miami para llevar adelante la incitación

Somos un grupo de cubanas y cubanos que luchamos más allá de credos e ideologías y evitamos posiciones políticas, declaró Carlos Lazo, líder de Puentes de Amor. (Foto: PL)

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, Lazo expresó su preocupación respecto a la complicidad de algunas autoridades de la alcaldía de Miami para llevar adelante la incitación y, aseguró, «se están tratando de representar en los medios de televisión que los activistas de Puentes de Amor son violentos».

Tras la exitosa gira por provincias orientales de Cuba para llevar donativos de leche a centros pediátricos, el coordinador confirmó recibir el aviso sobre este tipo de difamación orquestada en plataformas de odio, al mostrar un audiovisual de un provocador supuestamente vinculado al movimiento solidario y portando un arma de fuego.

Somos un grupo de cubanas y cubanos que luchamos más allá de credos e ideologías y evitamos posiciones políticas porque lo que nos une es el amor a Cuba, que se respete la soberanía nacional y se construyan puentes entre nuestro país y los Estados Unidos, declaró el líder sobre la preparación del acto pacífico en el aeropuerto de Miami.

Respecto a la maniobra de descrédito, Lazo consideró que el objetivo final de sus ejecutores se trata de situar «a la vista de otros pueblos hermanos como terroristas violentos cuando realmente trabajamos por el bien y a favor del acercamiento respetuoso entre Cuba y Estados Unidos, siempre sumando más personas a la causa contra el odio que todos los meses enfrentamos».

Dicha narrativa no solo busca desacreditar la labor del movimiento solidario al sortear el bloqueo económico, político y financiero impuesto a la isla con la ayuda de la comunidad de emigrados cubanos, también contrarresta por completo los objetivos reales del proyecto.

No nos cabe duda que es una provocación como otras que hemos sentido, lo preocupante es que los mismos odiadores, en ocasiones presos por atacar, ofender, golpear o agredir en Miami, están sentados en canales de televisión con respaldo de oficiales y autoridades electos de la ciudad para incitar a la confrontación contra Puentes de Amor, subrayó.

Enviamos un mensaje a la Casa Blanca para que se detenga en su hostigamiento contra el gobierno de Cuba y a levantar completamente las sanciones impuestas, instó Lazo en alusión a los modestos avances realizados como la supresión de la isla de la lista unilateral del gobierno estadounidense de países que patrocinan el terrorismo.

Por último, invitó a la prensa nacional e internacional al encuentro virtual desde las plataformas del movimiento Puentes de Amor para desarticular esta manipulación orquestada desde Miami y enfocada a confundir respecto a Cuba y los propósitos de esa iniciativa, que aboga por el restablecimiento del programa de reunificación familiar y los vuelos directos.