Radio y TV Marti han puesto el grito en el cielo ante el anuncio de que se ha presentado en el Parlamentario cubano una proposición de Ley según la cual será un delito recibir dinero de un gobierno extranjero como subvención para la llamada “Prensa Independiente”, que por supuesto no es tal, ya que existe gracias a que depende del dinero que recibe del gobierno norteamericano con el fin de hacer propaganda enemiga en las llamadas Redes Sociales”.
En realidad leyes similares existen en casi todos los países del planeta , en primer lugar en Estados Unidos, donde se castiga con la cárcel a quienes violen esa disposición legal, puesto que a los transgresores se les considera como “Agentes” al servicio de una potencia extranjera . Casi como calificarlos de espías.
Dice “TV Marti” que todos los llamados periodistas “Independientes” que operan desde Cuba lo pueden hacer gracias al dinero que reciben del gobierno norteamericano, lo que nos lleva a decir que “ A confesión de parte, relevo de pruebas”, como dicen los abogados.
Mercenarios de la pluma, digo yo.