Fidel: Una vida plena entregada a todos.

A file photo shows Argentine soccer legend Diego Maradona (L), in Cuba undergoing rehabilitation for cocaine abuse, meeting with Cuban President Fidel Castro inside the Revolution Palace in Havana, in this file photo from October 29, 2001. Maradona remained in intensive care in a Buenos Aires hospital early April 20, 2004, more than 36 hours after falling ill with heart and breathing problems while watching a game at his former club Boca Juniors stadium where he made his name.  REUTERS/staff          [Photo via NewsCom]

   En un alejado poblado conocido por Birán, en Mayarí, la hoy provincia de Holguín  en el oriente cubano, nació un día como hoy,  producto de la unión del emigrado español Ángel Castro y la descendiente de españoles, Lina Ruz, un ser humano espectacular. A este hijo le nombraron Fidel Alejandro y sus dos apellidos. También le acompañaron en la vida otros hermanos y hermanas.

Hablar del Fidel estudiante rebelde y capaz,  líder universitario y político, jefe de grupos que más tarde compondría un Partido Político adversario a todo lo indigno  existente, el Partido Ortodoxo, liderado por Eduardo R. Chivas, mentor de Fidel.  Explicar la vida desde sus acciones cuando solo era un joven revolucionario idealista, hasta sus hazañas del ataque a una fortaleza armada El Moncada,  llena de soldados. Narrar todo esto en detalles sería repetir lo conocido por todos los cubanos e hispanoamericanos.

Sus aventuras en los montes y la cárcel sufrida después hasta que finalmente prepara en México una expedición y realiza un desembarco con algo más de 80 guerrilleros sin experiencia práctica alguna, donde más tarde con solo una docena de ellos pues la tropa fue diezmada por el poderoso ejército del tirano Batista, logra crear un poderoso Ejército Rebelde que se ramifica por otros lugares de la isla y que con la necesaria ayuda de grupos en las ciudades, diezman y hacen huir al tirano un primero de enero de 1959. Había sido la victoria de todo el pueblo de Fidel.

Después de “haber realizado una Revolución mucho más grande  qué nosotros mismos” como sentenciara durante ese proceso social de más de medio siglo, contra muchas adversidades externas e internas, hacían de su historia parte intrínseca a la historia de nuestra patria.

Este hombre gigante, el Comandante en Jefe,  Fidel Castro Ruz cumple hoy 89 años de edad, que fueron precisamente de entrega total a su pueblo y a los oprimidos de mundo.

   Reciba querido Fidel Comandante, usted y su  familia, el fraterno y solidario abrazo de los miembros de la Alianza Martiana, el equipo de Radio Miami y la Revista Réplica, desde este revuelto Miami, que han sobrevivido contra viento y marea en esta orilla y que en nuestro pensamiento nos sentimos al lado de nuestros Cinco Héroes Cubanos, que hoy, por pimere vez en muchos años celebran este cumpleaños junto al lider de todos los cubanos y sus familias. 

                              “El producto que no se anuncia…” nada pasa con él.

   Antes – más de medio siglo atrás –  como producto de una sociedad de consumo, se elaboraban refranes o se arreglaban algunos adaptándolos a la necesidad de esa gran sociedad de oferta y demanda que exigía de una competencia, en la mayoría de los casos desleal, que respondía a cubrir gran parte de las necesidades, desde perentorias hasta de lujos. Aquél refrán que decía más o menos así:  “Lo que no se anuncia no se vende” , hoy como ayer debemos  adaptarlo a la realidad, al menos dentro de la Cuba distinta de ahora.

Durante más de medio siglo esto de anunciar productos y servicios, pasó obligado por las circunstancias de esos momentos de la construcción de una nueva sociedad que contraía compromisos en respuesta a un bloqueo comercial y financiero que obligaba al país a actuar de manera austera, era absolutamente inocente pensar en anunciar lo que no alcanzaba ni tuviera competencia.

Los tiempos han cambiado con los nuevos retos de un mundo distinto que impone formas distintas incluyendo el socialismo cubano, único sobreviviente de la debacle del desmerengamiento de la URSS y aquel mundo distinto en la Europa Oriental y que afectó demasiado a la patria de Martí, aunque ésta probó tener hijos e hijas de la estirpe cubana gentilicio que significa casi todo lo emblemático en esta parte de un  mundo que aspira a ser mejor cada día.

Recientemente se ha creado un sitio en la Internet que trata de “anunciar” (nueva palabra de la realidad cubana de hoy), muchas y variadas cosas, no solo para las entidades estatales sino para el incipiente y creciente sector privado. Pero como no se trata solo de “vender algo” sino tiene muchas aristas, ese refrán podría cambiares para lo que insinuamos en el título de este comentario.

Dice parte de la información de prensa: “Si usted quiere comprar o vender un objeto personal, una casa, un automóvil, un celular, computadora; permutar su vivienda; encontrar un empleo tanto en el sector estatal como no estatal o sencillamente promocionar su negocio, “www.ofertas.cu brinda una nueva plataforma, el primer ”cu” exclusivamente para publicar clasificados y publicidad de un medio de comunicación cubano.

   Continúa el comunicado: “A la web de Ofertas, publicación de la Agencia de Información Nacional, se podrá acceder desde cualquier lugar del mundo y desde Cuba, incluso si navega a través de la red nacional de instituciones como la de la ciencia, la educación, la salud o los Joven Club de Computación.

Y sigue: “En caso de que el usuario solo disponga de un correo electrónico, igualmente podrá publicar clasificados en la web, enviado un mensaje a [email protected], especificando el título del anuncio en el asunto, la descripción en el contenido y las imágenes como archivos adjuntos”

Todo este servicio de ofrecer y recibir por parte de la población,  es completamente gratuito para todos, al menos inicialmente, los  del nuevo conglomerado  que responde a la creciente demanda, aún  insatisfecha.

Finalmente cuando se trate de impresos, se explica lo siguiente: “ofertas.cu ofrecerá un servicio pagado de publicidad en la web que estará regido por el concepto de costo por impresión, y que se podrá contratar directamente en las oficinas de la Agencia de Información Nacional en la calle 23 esquina a J en el Vedado capitalino, a través del teléfono 78316808, o en las corresponsalías de la AIN en cada provincia.

   Hasta aquí lo que en otras cisrciunstancias comerciales parecería un anuncio pagado, pero en nuestro caso no es así, solo tratamos de promocionar nuevas formas de trabajo que se instauran en nuestra Cuba de hoy, de manera totalmente desinteresada y  solo para infomar mejor a nuestra comunidad de criollos de ambas orillas.

Les habló, “Desde Miami”, Roberto Solís