Traducido del Más  Allá por Max Lesnik.

Hillary en Miami

Hillary-Clinton_816x544

La noticia cayó como una bomba de 50 kilotones  entre los cubanos de la extrema derecha de Miami. Venir  a  la  capital  del  llamado  “exilio histórico  cubano” a  decir que ella respalda la política de relaciones  diplomáticas  con Cuba  del  Presidente Barack Obama y para colmo afirmar que también es partidaria  de levantar el  bloqueo  a la  isla es algo inaudito  que para esos recalcitres  debe  ser respondido  con un rechazo contundente   por  parte  de las aguerridas  huestes  de los  combatientes verticales  de la saguecera cubana de Miami.

¿Qué hacer? Se preguntarán los más  sabichosos del bando  de la  caverna cubana enquistada en su inmensa  mayoría  en  las  filas  del  Partido  Republicano. Pues a la carga combatientes   y a movilizar  las  huestes  como cuadra en momentos  como estos  de  peligro inminente en que  el enemigo amenaza  nuestro  campamento incursionando  en el territorio  de nuestra  republiquita  bananera  del  sur  de La Florida.

Primera medida. Declarar “persona no grata”  por el  Condado  Miami-Dade a la señora Hillary  Clinton candidata  a la  presidencia de Estados Unidos por  el Partido Demócrata tal  como  hicimos  años  atrás con  el  Presidente  sudafricano Nelson Mandela por haberse proclamado  amigo de Cuba y  de su líder Fidel Castro Ruz.

Segunda  medida. Reclamar de nuestros  congresistas cubano-americanos Ileana Ros, Carlos Curbelo  y Mario Díaz Balart así como de nuestro Senador Marco Rubio que presenten  en la Cámara de Representantes en Washington  una ley  despojándole la ciudadanía norteamericana lo que le impediría  a  la  susodicha  señora  Hillary Clinton ser  candidata a la  presidencia  de  Estados unidos  en  los  próximos comicios generales del año 2016.

Y tercero.  Solicitar  de nuestro dedicado combatiente vertical Capitán Saavedra la movilización de sus aguerridas huestes con su aplanadora  al frente, para que se den a la tarea fecunda  de  aplastar de manera expedita todos  los  pasquines  y  pancartas de la  señora Clinton que encuentren a lo largo  y  ancho  de todo el  territorio de nuestra republiquita  bananera del  Condado Miami-Dade.

Por nuestra parte bienvenida Hillary Clinton  a Miami  con  su mensaje de buena voluntad  hacia  Cuba  y  el  pueblo  cubano. Y a sus  detractores, la mejor  respuesta, una  sonora trompetilla. Brrrrrrrr…….

Y hasta mañana viernes amigos de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.