Traducido del Más  Allá por Max Lesnik.

    La Habana en su Bienal 99e41d7a47ee071a2ba4b808a7b9d43d_XL

Acabo de regresar de la capital cubana  que estaba de fiesta artística  con  su “Bienal  de  La Habana”. Una feria  de arte y cultura desplegada por toda  la  ciudad, tomando como centro la zona  histórica y  a lo largo del  extenso malecón habanero. La gente en las  calles,  en  una  mezcla civilizada  de  cubanos  de la  isla, cubanos del  exterior- con miamenses  en número mayor- y  extranjeros  de  todas partes, con norteamericanos en mayoría,  como para  con su presencia  en la  isla estos últimos  quisieran testimoniar su  respaldo a la decisión del Presidente Obama de tomar un nuevo rumbo a las relaciones  de Estados Unidos  con Cuba.

Ese  es  el  cuadro que vimos  en nuestra breve  presencia  en La Habana por  solo  una  semana. Regresamos  a  casa  y lo que  nos  encontramos acá,  de acuerdo  a lo  que  dice  el Herald  en Espàñol  y  lo que  trasmiten los Canales  y emisoras   Cloacas Miami,  La Habana está  vuelta al revés por  las  manifestaciones  callejeras  de  los  Disidentes pagados  desde  el  exterior, cosa  que  por supuesto  nada  tiene  que ver con la  realidad  que contemplamos  con nuestros propios  ojos  que  Dios nos dio,  para que  nadie  nos  haga  cuentos  de camino diciéndonos lo que no es.

En resumen, lo que  vimos  fue  una  Habana  de  fiesta  con su “Bienal”, mientras  en  Miami, al regreso  nos encontramos, como en un sueño de  noche  de verano, con  una imagen de allá que nada  tiene que ver con  la realidad. Vaya  a La Habana y vea para que no le hagan cuentos. Que ya lo  dijo Santo  Tomás: “Ver para creer”. Y lo repito  también yo.

Y hasta mañana miércoles amigos  de El Duende  que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.